//La imagen de marca y tu negocio

La imagen de marca y tu negocio

En este momento y en tu futuro, el principal mensaje que recibirá tu potencial cliente, será por lejos tu imagen de marca. No será una propaganda de TV, un cartel o un aviso en redes, a esos se los lleva el tiempo: sí será tu imagen de marca, la que te venderá hoy y mañana. Piensa que un aviso sin imagen de marca es como una persona sin rostro ni nombre, difícil de detectar y entender.

Porque la imagen de tu marca actúa como un sólido vendedor a “puerta fría”, como dicen en España para nombrar a quien quiera hacerlo golpeando una puerta cualquiera, y esperando convencer a quien contesta. A quien conteste, la imagen le dirá inicialmente si eres creíble y confiable. Dirá qué puede esperar de tu empresa, servicio o producto. Abrirá la puerta y de tejará entrar, por lo que aparentas y tu negocio dependerá de ello.

Todo esto porque tu imagen de marca hará que seas catalogado, colocado en un determinado lugar en la imaginación o película que tiene en ese momento tu potencial cliente. Como si la mente fuese una estantería, te ubicará cerca o lejos de otras marcas, emociones y situaciones, y lo hará porque te siente similar a ellas. O quizás tu imagen sea tan difusa que tu audiencia no la registre ni sepa cómo ubicarla, y por lo tanto se olvide de ti antes de probar lo que ofreces.

¿Tan importante es la imagen de tu marca? Claro que sí, primero porque instantáneamente, logra que seas interpretado, es decir, que encuentren el sentido de lo que haces y porqué lo haces, y de esta manera la gente pueda confiar en ti. Esto lo logra dado que toda imagen cuenta una historia y esa historia explica públicamente lo que eres. Acuérdate que nada tiene sentido ni valor fuera de una historia o narración, ni siquiera un commodity.

Segundo, porque la marca es lo que te marca, lo que te identifica que hace que seas único e idéntico a algo, materializando el valor agregado de lo que ofreces. Así, te diferencia, te recorta del resto. Dice a todos que eres único y distinto, dice lo que eres y lo que no. Piensa que al ver tu marca la gente cree saber de donde eres: ¿americano, europeo, chino? Todo en un instante. También al verte, imaginan cómo trabajas: ¿eres ordenado, moderno, eficiente o anticuado y rígido?

Por último, la imagen de tu marca vende, porque crea la necesidad de lo que tu tienes, estimula el deseo de ello al hacerlo presente. Por ejemplo, si yo te digo que no pienses en un elefante amarillo, que hagas el esfuerzo de no pensar en ese animal con ese color, tu te retorcerás tratando de no hacerlo, pero no lo lograrás: logré así agendar en tu mente la imagen de algo que antes no estaba y que no te interesaba, haciendo que ahora sí esté presente. Eso hace una buena marca: te interpela, moviliza a tus consumidores a buscar eso propio que tu dices tener, ese elefante único. 

¿Qué es tu imagen de marca, un logo? No, el logo es el mascarón de proa que abre las aguas. La imagen de marca es un sistema que domina lo que tu audiencia debe ver para cumplir con tu interés y llegar al efecto que buscas crear. Son el logo, la foto, los colores, el tono de voz de tu mensaje, el slogan, la bajada de marca, el diseño. Es decir, todo lo que se percibirá ni bien se encuentre alguien contigo. Como si fuese un vendedor que se ha preparado bien para picar el timbre de una casa, se ha arreglado y está seguro de sí, porque sabe que hoy va a venderte.

Por | 2020-08-09T19:58:17-06:00 agosto 9, 2020|Branding|0 Comentarios

Acerca del Autor:

Sebastian Guerrini
Designer and PhD of Philosophy in Communications & Image Studies (Kent University, UK) http://www.guerriniisland.com/ Buenos Aires, Argentina Barcelona, Spain